domingo, 17 de abril de 2016


Basado en hechos reales. Si se omite algún nombre o algo se cambia de fecha es sin mala intención, simplemente despiste.
Todo empezó un día que Alejandro mando un mensaje por WhatsApp, 27 de Marzo para ser exactos y que ponía: “Dentro de dos semanas es la fiesta que íbamos a hacer en el campo de futbol”, creo que ya nadie tenía en cuenta esa fiesta, que se propuso hacer a principio de curso en una de las reuniones del AMPA.
¡Madre mía!, ahora fiesta, con el poco tiempo que tenemos para organizar todo y el trabajazo que supone.
Los mensajes por WhatsApp echaban humo, parece que la gente está animada, no paran de hacer proposiciones para la fiesta, que si hacemos esto, que si ponemos lo otro, que si organizamos lo de mas allá, que si puede ser el sábado, el domingo,  que si yo ese día no puedo… en fin, cientos de mensajes imposibles de reproducir todos aquí.
Varios días después de decidir que iba a haber fiesta, Maika dice que tenemos que reunirnos para concretar, dicho y hecho, - Esta tarde en la “Trastienda”, nos tomamos un café y hablamos. A la reunión asisten Maika, Alejandro, Charo y Tomas y ahí ya se empieza a concretar: las riendas las toman Maika Y Alejandro, Tomas y Charo se encargarían de hacer el cartel de la fiesta, Charo se ofrece para hacer un desfile de moda con su colección “SUMMERTIME”, Yesica se encargaría del “pintacaras”, Maika comenta que se contrataran dos castillos hinchables, etc. Decidimos en conjunto lo que se iba a comprar de bebida y comida y los precios. ¡Madre mía, que follón!.
Que días de estrés, Alejandro reserva el campo de futbol para la fiesta, para el día 15 de Abril.. Ya no hay marcha atrás, comienzan los días de ir a contratar los castillos hinchables, comprar la bebida y comida, negociar frigoríficos, comprar hielo, conseguir una plancha para cocinar, muy importante la música y el equipo, era como la película de los hermanos Marx en el oeste, cuando Groucho decía - ¡más madera!, ¡necesitamos más madera!.
La víspera fue de infarto, viene el de las bebidas, ¿Quién puede ir a recibirlo?, las mesas y sillas ¡no las han traído!, ¿Cuándo viene el del hielo?, el escenario no está donde a Charo le gusta, hay que cambiarlo de sitio, hay que hacer esto, lo otro… La fiesta es mañana y aun tanto por hacer.
¡Por fin llego el día!, la mañana paso entre relevos en el campo de futbol (Alejandro, Yesica, Blanca, Yolanda, María) pues ya había un montón de cosas y no se podía quedar solo, los frigoríficos llenos de bebidas, se enfriaban para la noche, la plancha lista para hacer lomos y hamburguesas, el grifo de la cerveza listo para tirar, la música y el equipo funcionando, entre los que iban llegando y yéndose adornaron todo y entre una cosa y otra, llego la tarde.
¡Venga, organización!, ya son las 6 de la tarde y ¡empieza la fiesta!, el escenario ya está en el sitio adecuado, los castillos hinchables para los niños listos, así que cada uno a su cometido: Alejandro se ocuparía de la música y hablar por el micrófono, Charo bastante tenía con preparar y organizar el desfile, Teba y Rocío se encargarían de la venta de tickets, en el “pintacaras” Yesica y María se lo llevaban de calle, en la plancha estaban los reyes de los fogones: Águeda y Julio, montando tapas estaba José,  en la barra estaban Juan Carlos, Miguel Ángel, Maika y Tomás.
Metidos ya en faena, los nervios se quedaron a un lado y en la vorágine del tumulto se oían: ¡cuatro cervezas y un tinto!, ¡cuatro de hamburguesas!, ¡una cocacola y una fanta!, ¡tres de lo que sea!, ¡falta lomo y tocineta!, ¡acaban de salir salchichas y chorizos!. Poco a poco fueron pasando las horas y todo aquel tumulto de gente que bebían y comían y niños que saltaban en las colchonetas y se pintaban la cara, fueron yéndose a sus casas y llegaron las once de la noche, hora de hacer balances y recoger.

Económicamente no ha sido un negocio, pero eso sí, hemos ganado en unión, compañerismo, convivencia y sobre todo experiencia. Gracias a todos los que colaborasteis en hacer posible la “FIESTA DE LA PRIMAVERA”, a los que asististeis con vuestros hijos y sobre todo al gran equipo que hizo posible y se dejó la piel en que la fiesta fuese una realidad y a las familias de estos por entender la labor que hicimos y soportar nuestra “ausencia”. El año que viene: ¡FIESTA DE LA PRIMAVERA 2017!


No hay comentarios:

Publicar un comentario